Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 24 de agosto de 2016

Apagad las luces y disfrutad de la peli

He visto el trailer de la película de terror “No apagues la luz”.
He visto la supuesta polémica porque una niña de 3 años se ha asustado al verlo e internet se ha llenado de gente repitiendo el alegato de su madre contra su emisión a tal o cual horario por la protección de los niños.
Una niña de 3 años se asusta al ver un anuncio de una peli de terror. Todo normal.
La madre no quiere que su hija se asuste. Todo normal.
¿Apaga la tele? ¿Cambia de canal? ¿No deja a su hija de tres años viendo lo que sea que escupa la caja tonta sin supervisión? No. Pide a una multinacional que adecue sus prácticas comerciales a su conveniencia personal… ¡y nadie ve nada raro!
¿Soy el único puñetero loco con dos pen-drive enganchados todo el día a la tele llenos de contenido infantil? ¿Soy el único que le hizo su propia sesión de Netflix al cachorro para que pudiera ver la programación que quisiera a la carta sin depender de horarios o publicidad?
Llamadme extremista pero creo que estamos tendiendo a sobreproteger a los críos de forma desmesurada.
¿Recordáis la película “Dentro del laberinto”? Me aterraba de pequeño, y no dejé de verla ni una sola de las veces que me la encontré en televisión.
¿Se podría haber estrenado hoy en día “El Rey León”? Las hienas dan mucho miedo a un niño. Scar es mucho más que inquietante durante toda la película. Juntos, tienen una canción magnífica pero que no deja de ser una alegoría totalitaria. La escena de Scar matando a Mufasa y Simba empujando el cadáver de su padre con el morrito… Por todos los dioses, ¿qué psicólogo infantil admitiría semejantes escenas en un producto para niños hoy día? Es Hamlet!!! ¿Quién le daría a leer a su hijo pequeño a Hamlet? A nosotros nos lo dieron. Y aquí estamos, recordando cosas sobre el ciclo de la vida y el Hakuna Matata.
Darth Vader. El mismísimo Darth Vader. Un tío que estrangula a la gente con solo mirarla si respiran más fuerte de la cuenta, no ya en su presencia, si no mientras se comunican por lo que hoy vamos a llamar videoconferencia… es para niños… en el día de hoy, es un producto Disney. Vader sale en el canal de televisión Disney XD y a nadie se le ocurriría decirle a Disney que eliminara El Rey León o a Darth Vader de su acervo de franquicias y personajes que tanto dinero les dan. Si no quieres que tus hijos vean como mata Vader, te encargas de que no lo vean. Y probablemente, si dices que tus hijos no ven Star Wars porque Darth Vader da demasiado miedo en alguna conversación… algún que otro padre te va a mirar de soslayo…
¿Y si tratamos a los niños como lo que son? Futuras personas que necesitan escasa pero muy concreta supervisión para disfrutar de su infancia cómo nosotros lo hicimos con la nuestra (o mejor si se puede) y que tienden a imitar nuestras conductas porque somos lo más grande para ellos.

Pregunto: ¿A quién le habrá dado más miedo el tráiler? ¿A la madre o a la hija? ¿De quién es la responsabilidad primera y última de lo que ven nuestros hijos?

lunes, 22 de agosto de 2016

Sexismo, X-Men y cuando los árboles no nos dejan ver el bosque

Soy un friki. De pura cepa. Por si alguno no lo había notado. Raro es el campo del llamado universo geek que no he tocado en mayor o menor medida. Por eso puedo decir que no abundan en él las mujeres. Si bien es cierto qué las que hay… joder, las que hay.
Pero esa dinámica era en mis tiempos. Estos ya no son mis tiempos. Hay que ir dejando paso a la nueva hornada. Y en ella podemos ver perfectamente  que aquello que hoy día se llama paridad está mucho más conseguido.
Por edad, me crié inevitablemente en una época machista en España. Sus últimos coletazos me alcanzaron. Si bien es cierto que por mis aficiones, yo iba a un ritmo diferente de la mayoría que me rodeaba en este sentido. Así que ahora que el frikismo vive prácticamente su época dorada (raro es el niño o niña que no tiene hoy día algo de Marvel, DC, Star Wars, etc) yo esperaba que las bondades de este estilo de vida, que uno ya identifica de adulto, inundara tanto al relevo generacional como al resto de la sociedad.
Mi gozo en un pozo. Quizás no está hecha la miel para la boca del asno (pedantería subiendo a nivel épico).
No creo que vivamos una época especialmente machista. Creo que eso ha evolucionado directamente al sexismo. Que parece lo mismo pero no lo es. Charmander y Charizard no son lo mismo aunque lo parezcan.
¿Conocen ustedes la franquicia de Marvel de los X-Men (Patrulla-X en España o Los Hombres X en Latinoamérica)? Pues este fue uno de los carteles promocionales de su última película.


No veas tú la que liaron por el dichoso cartel. Que si machista, que si fomenta el maltrato a la mujer, etc.
Vamos a ver. Para neófitos, los X-Men va de personas con “mutaciones” en su ADN que les confieren diversos poderes a cada uno. Algunos son buenos, otros son malos, algunos son antihéroes, los hay mejores, los hay peores, los hay pésimos, los hay que nunca defraudan… Pero es casi una constante que están casi siempre dándose de tortas entre los diversos grupitos que forman, o dándole tortas a homo sapiens normalitos por querer cazarlos y tratarlos como animales, o dándose de tortas con otro personajes de otras colecciones de Marvel, etc. ¿Pero saben ustedes lo que yo nunca recuerdo haber visto o leído? Que se agruparan en grupos de personajes femeninos y masculinos y se liaran a darse de tortas entre ellos así por las buenas sólo por la diferencia del género.
En ese cartel lo que vemos es al malo trincando por el cuello a uno de los personajes principales y protagonistas. ¿Por qué? Pues porque un malo tiene que transmitir sensación de amenaza o si no, la peli no funciona. Le está cogiendo por el cuello porque se opone a él por la fuerza y porque es un dictador genocida de libro, no porque sea mujer. Así que somos nosotros (entiéndase, la sociedad) los que con nuestra mirada sexista le negamos el derecho, en aras de los correcto, a un personaje femenino a poder estar en primera línea de batalla contra los malos. Es paradójico. Queriendo, con buena voluntad pero creo que erróneamente, combatir el machismo, lo fomentamos.

Sinceramente, no quiero que mi cachorro se mueva en un mundo donde hasta los malos de las películas tengan que ver su maldad atemperada si se enfrentan a una mujer. Lo que quiero que sepa es que cuando llegue la hora de las tortas, Mística puede abrirte la cabeza igual de bien que Lobezno.    

jueves, 11 de agosto de 2016

"A" deja de hacer cosas!!!

“A” va a ser como vamos a llamar hoy a un pobre chiquillo que va a ser víctima de su madre durante muchos años.
"A" haciendo amigos bajo la vigilancia de su madre
El pobre de "A" es un pequeño bastardo mal nacido que se entretiene en el parque atropellando perros y niños por igual con la bicicleta de montaña (en una ciudad) que sus unidades parentales le han proporcionado para que lleve una vida sana y activa.
Hasta aquí mi desahogo con el pobre de "A". Se merece darle con un calcetín sudado en la boca. Pero habrá visto pasar apenas cuatro o cinco inviernos y me parecería injustísimo tomarla con él. Ahora bien, a la madre de "A" la voy a poner fina.
Mientras "A" pone en práctica con su bici las últimas filigranas aprendidas la otra tarde mientras veía Mad Max Fury Road, su madre contribuye al calentamiento global vaciando la batería de su móvil mirando facebook, whatsapp o vete tú a saber qué, para poder luego llegar a casa y cargarlo al máximo. Eso sí, todo a un distancia prudencial del niño. Vamos, lo que en román paladino se denomina a tomar por culo.
Sentada con su santo trasero en el banco del parque, suficientemente lejos para que no le manche la sangre mientras "A" va sembrando el caos por doquier, con el móvil en una mano y el cigarro en la otra, eventualmente suelta una graznido a todo volumen con el nombre del niño cuando ve que "A" está a punto de incurrir en alguna acción que ya roza lo delictivo o que cualquier otro padre (yo mismo, por poner un ejemplo) está a punto de poner en práctica con la criatura todo lo aprendido tras décadas de ver cine oriental, manga, anime y todas las películas de Chuck Norris y Steven Seagal de los años 80 del siglo pasado.
La Santa Madre de "A" es tan bellísima persona y está tan pendiente de la ricura que ha parido que el otro día soltó a toda voz, sin soltar móvil ni cigarro claro está, una frase que me caló tan hondo que me entraron ganas de empezar a tirarle a la cabeza todos los triciclos, bicicletas, pelotas y muñecos que había alrededor. Y era hora punta en el parque, creedme.
“"A, DEJA DE HACER COSAS!!!”. Tirando del brazo del niño con la mano del cigarro, que el móvil es muy caro, hacia el banco para volver a sentarse, zarandearlo y soltarlo. Dos segundos después vuelve a mirar el móvil y el niño se va andando a inventar nuevas aventuras que vivir.
“deja de hacer cosas”???  ¡¿Pero qué (pitido agudo de censura auditiva) quieres que haga el (pitido agudo de censura auditiva) niño?! ¿Fotosíntesis? Ya que estamos, ¿sabes deletrear fotosíntesis?

Quiero conocer a tu marido, o novio o lo que sea. El padre biológico de la criatura, vamos. Para mirarle a los ojos y preguntarle qué demonios vio bueno en tí para pensar que tus génes deberían pasar a la siguiente generación y que encima serías capaz de criar un ser humano adulto cabal y responsable de sus actos.  

domingo, 24 de julio de 2016

Wonder Woman y el machismo endémico Español

¿Visteis en el cine la de Batman Vs Supermam? Para mí fue un bajonazo. DC no sabe aún donde tiene los pies en lo que a su universo cinematográfico se refiere. Pero me llevé una alegría. Yo no daba un duro por Wonder Woman. Era dificilísimo incluirla sin calzador en la historia y hacerle tener brillo propio ante un Batman y un Superman que teóricamente deberían estar desatados y con el nivel de epicidad por las nubes. Y sin embargo me moló muchísimo el personaje y la actriz. Cuando llegó la hora de la verdad, ante un Batman literalmente escondido y un Superman depresivo, la única que tenía claro lo que había que hacer era ella. Y por dios que banda sonora más épica le han compuesto.
Con eso en mente,  entenderéis que estuviera pendiente de la película en solitario de Wonder Woman. Si la amazona me había sorprendido gratamente con unos pocos minutos en pantalla, en una peli de dos horas debería de molar y mucho. Y en esas estaba yo pendiente de cualquier información que saliera de la película cuando sale el cartel promocional.
Cumplidor, no me vuelve loco. Pero mantiene el tono que esperaba. Vamos bien.


Poco después salió la versión española del cartel. Qué diréis ustedes, “po vale, es un cartel”. Y en parte llevan razón… en parte. Porque uno nunca debe subestimar las traducciones del inglés al español que se hacen en nuestro país. Esta es la versión española.


¿Lo ven? ¿Se han dado cuenta? Wonder Woman siempre ha sido traducido al español como La Mujer Maravilla. Y lo aceptamos medianamente bien. Pero cuando hacemos un cartel promocionando su peli, traducimos la palabra “wonder” cómo “belleza”. No soy filólogo, el inglés lo he aprendido viendo la BBC. Pero estoy bastante seguro de que la intención del tio que proyecto y diseñó ese cartel no era trasmitirnos que la Princesa Diana es un bellezón. Que puede serlo, pero tiene infinitas cualidades propias de un superhéroe de comic como para que lo último que destaquemos sea su belleza. Creo que existen mil palabras en inglés que pueden traducirse como “belleza” antes que “wonder”. Pero me temo que se debe a que en este caso nuestro superhéroe es mujer. Y claro, lo de la armadura, el látigo, la espada, el escudo, las tortas como panes en mitad de la primera guerra mundial y ser hija de Zeus se ven que no son suficientes.

Así que bueno, aquí les dejo el enlace al tráiler para que vean que lo importante es que está buena.      

sábado, 23 de julio de 2016

Pokemon Go y la idiocracia

Esta entrada es casi personal.
¿Saben ustedes lo que es Pokemon Go? ¿Sí? Bien. ¿No? Bien.
Ciertamente admito que es difícil hoy día no saber absolutamente nada sobre este nuevo juego de Pokemon en forma de app para móvil, pero si por el motivo que sea usted no sabe nada ni de Pokemon ni de la madre que los parió, sigue usted siendo una persona normal.
Que si es un fenómeno de masas, que si las acciones de Nintendo se han ido a la estratosfera… todo rigurosamente cierto. Sorpresa, los frikis somos una legión silenciosa pero abrumadora cuando nos ponemos de acuerdo en algo. Y nos hemos puesto de acuerdo en que Pokemon Go es divertido, simple y adictivo. Una gran combinación.
Pero lo vuelvo a repetir. Que si a usted no le gusta, no pasa absolutamente nada.
¿Cuándo viene el problema? Cuando hablamos de personas que están acostumbradas a hacer todo los posible para ir siempre en la cresta de la ola. Lo que se ponga de moda, lo mainstream, eso es lo que hay que hacer… ¿pero y si lo que se pone de moda, de lo que todo el mundo habla y hace bromas, es algo que soy incapaz de manejar aunque sea un juego para niños? De repente ya no formas parte de la Trending People, y no estás acostumbrada. Así que eso genera una frustración muy gorda. Que va aumentando a medida que ves como la gente de tu alrededor va subiendo de nivel de entrador pokemon o quedan en esta plaza y no en aquella a tomar algo porque es donde se pueden pillar pokeballs y un amigo trincó la semana pasado allí a Pikachu.
¿Qué hacemos entonces? Llegó la hora de las falacias!!!!
Respecto a este juego hay dos que se han convertido en las más famosas.
“Ya que sales a buscar Pokemons a ver si encuentras trabajo” y “Gente buscando en la vida real animales de mentira mientras hay animales de verdad abandonados”
Bien. Pues normalmente el que usa la tontería de “a ver si encuentras trabajo”  no suele ser lo que hoy día llaman un emprendedor ni mucho menos. De hecho, está llamando flojos (cómo poco) a los que juegan a Pokemon Go (un juego que se basa en gran medida en recorrer kilómetros y kilómetros para pillar Pokemon) desde el sofá de su casa moviendo solo los pulgares. De verdad que espero que los que usan este… “argumento” tengan su propia empresa y corran media maratón todas las semanas.

El otro… este me toca la moral un poco más. Cuando escribo esto, Pokemon Go no lleva en España ni dos semanas. Llevo toda mi vida adulta recogiendo bichos abandonados y colaborando lo que puedo con cualquiera que se una a la causa. Vivo en el sur de España, la zona con más abandono de animales domésticos de Europa. Aquí hay verdaderos psicópatas que usan a perros, gatos y cualquier ser vivo que caiga en sus garras para practicar cosas horribles que no voy a describir. Y no son precisamente el perfil de gente que juega a Pokemon Go. Mi país tiene un larguiiiiiiisimo historial de maltrato animal, así que si tanto te molesta que haya gente gastando su tiempo de ocio en lo que ellos prefieran, quiero verte en primera línea en la próxima manifestación que pida la abolición de los festejos taurinos. Quiero ver como recoges y le buscas un hogar a todo bicho viviente que te encuentres por la calle. Y sobre todo, quiero que aprendas a diferenciar realidad de ficción. Que es algo que los que jugamos a los videojuegos tenemos muy presente porque es muy sencillo, pero se ve que otros no.       

lunes, 18 de julio de 2016

Lactancia Materna Prolongada y Lysa Tully.

Aaaagggrhhhh!!!!! NOOOOOOOOO!!!!!
TETAAAAAAS!!!!!!!!!! NOOOOOOOO!!!!!!
MORID MALDITAS!!!!!!!!!! (sonido de tableteo de una ametralladora de fondo)
¿Les parece esto que acaban de leer normal? ¿Con sentido? ¿Lógica por alguna parte? ¿A qué no? Pues es lo que está pasando poco a poco en España.
De buenas a primeras nos ha entrado a todos como sociedad un interés inaudito en cuál es la edad ideal para dejar de dar el pecho al cachorro. Pues miren ustedes, yo se lo resuelvo muy fácil. Por un tema de inmunidad lo mínimo ideal serían al menos 6 meses. Mi recomendación personal es que haga usted lo posible por llegar al año. A partir de ahí, con la función de la inmunidad asegurada y el niño comiendo de todo ya es decisión suya y de su hijo. Pero desde luego mal no le va a hacer.
Fin del debate.
Pero es que saben… todo esto es mentira. El verdadero dilema no es ese. A la gente le importa muy poco hasta cuando dé usted leche materna a su hijo. El verdadero problema son las TETAS.
¿Qué os pasa con las tetas? ¿Tan sexualizado tenéis el cuerpo femenino que ya hasta os molestan? No son como las pizzas, que están para tenerlas calientes en la puerta de tu casa cuando tú quieras. Son tetas, y están ahí para amamantar. Su función primordial es esa. ¿Cómo? ¿Qué? ¿Qué siente el impulso irrefrenable de mirarlas si alguien se las saca para amamantar a su hijo y por eso le incomodan? Usted es un pequeño pervertido… y puede meterse sus problemas de sátiro por donde ya sabe. Porque hasta los fetichistas de los zapatos entienden que la gente que usa zapatos no los usa para ponerlos cachondos a ellos.
El problema de la lactancia materna prolongada no es otro que el que inevitablemente se acaba dando teta en sitios púbicos. No es otro. Es cómo para algunas personas el que alguien pertenezca a la comunidad LGTB. Qué vale que existan, pero besarse en público o darse la mano???!!! Por el amor de Dios!!!
Pues con las tetas y la lactancia prolongada es lo mismo. 
Sus acérrimos detractores siempre acaban aludiendo a algo parecido cómo que “eso es vicio” o que “estás interfiriendo en el desarrollo de tu hijo”… O mi preferido por combinar varias cosas. “Así se quedó tonto el hijo de Lysa Tully". Este combina el frikismo, la ignorancia y la ausencia de compresión lectora o audiovisual.
El hijo de Lysa Tully (si, esto ya es personal) está tan malito porque el maestre que tiene le trata la epilepsia con sangrías y sedantes hasta niveles tóxicos una y otra vez. Entre la anemia severa, la epilepsia que no deja de agravarse y las drogas, el niño habría muerto de no haber sido por la teta de su paranoica madre ya que es de lo poquito nutritivo que toma. Madre que está como una cabra porque su padre la obligó a abortar de adolescente y a casarse con un viejo, mayor que él, que la trató estupendamente pero la convirtió en una desgraciada. Así que dejad de ver Juego de Tronos y leeros Canción de Hielo y Fuego, que le pasa como a la lactancia materna prolongada. Donde unos percibimos una expresión maravillosa de cómo funciona el ser humano otros solo ven tetas… y dragones.     

sábado, 16 de julio de 2016

Ha muerto un torero mientras yo jugaba a Pokemon Go

¿Y qué demonios tiene que ver esto con la paternidad? Os preguntareis. Pues subestimarme no debéis.
El sábado pasado un toro corneó a un torero y lo mató. Me enteré por internet (en mi casa la tele es para la Play, Netflix o el Blue-Ray de turno) y seguí a otra cosa. Me daba igual entonces y me da igual ahora mismo mientras escribo esto. Yo estaba más pendiente de lo que tenía que hacer para instalar en mi móvil la app de Pokemon Go. Soy un frikazo de manual, ¿qué esperabais?
Fueron pasando los días, y yo iba capturando pokemons (mientras escribo esto llevo cerca de 20 sólo en este día) mientras veía como mi TL de twitter se llenaba de menciones al suceso y los estados de facebook haciendo referencia al hecho no me dejaban de aparecer.
Me la seguía repanplinfando. Veía y veo estadísticamente probable que si te pones a intentar torturar a un toro hasta la muerte, sea el toro el que te mate a ti. Es cómo montar en moto sin casco o ir en coche sin cinturón. Pero llegó el momento en que era imposible escapar de la noticia. ¿Qué le vamos a hacer? Internet es así. ¿Por qué luchar contracorriente?
Dejé mi Charmander y lo vi. Vaya que si lo vi. Era imposible no verlo. Ese pobre hombre no tuvo opción de sobrevivir en ningún momento. Y por ello puse al comentarista a caer de un burro cuando dijo algo así como “a ver si el torero está herido”. Tuvo mucho tino el hombre. Pero fue entonces cuando reparé en ello… ¿comentarista? Esta corrida, como muchas otras, estaba siendo retransmitida por televisión cuando ocurrió el desgraciado incidente. En horario protegido. Lo que se conoce como horario infantil. Porque esto es España señoras y señores. Y nos ha costado mucho que en las “tertulias” (y darle este apelativo es ser muy generoso) de Telecinco no se traten según qué temas con según qué vocabulario en función del horario. Pero todavía no hemos conseguido que nuestros hijos no puedan encontrarse con la muerte de otro ser humano en directo mientras meriendan.
Y no me vengan ustedes por favor con el argumento de que somos los padres quienes debemos controlar lo que consumen nuestros hijos. Porque con 18 meses el mío ya se ha enterado que la X es para saltar en los juegos de plataformas de la PlayStation. Cuando tenga 7 años se manejará en internet infinitamente mejor que yo. Los padres siempre nos veremos superados más tarde o más temprano.

Luego, cuando se trivialice con la muerte de un ser humano nos llevamos todos las manos a la cabeza. Quizás, es que eso no debería ser algo que se pudiera ver sentado en el sofá mientras meriendas un plátano después de estudiar por primera vez en tu vida las fases de la fotosíntesis.